Antropología y Muerte

Intervención en el Cementerio Parroquial de Penco

Actualizaciones.

Deja un comentario

Ha pasado tiempo de nuestra última actualización, pero el trabajo y los avances del proyecto de Identificación humana en el cementerio Parroquial de Penco continúan.
Durante el segundo semestre del año 2013 se realizó un convenio entre la I. Municipalidad de Penco y la Universidad de Concepción, bajo el apoyo de familiares afectados y el párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, responsables del cementerio Parroquial de Penco. De este convenio se derivó la instancia de realizar traslados periódicos de los cuerpos contenidos al interior de la capilla construida y en desuso al interior del cementerio, en donde hasta el momento se estaban realizando los análisis de las osamentas. El traslado permite llevar 10 sacos en una camioneta de la I. Municipalidad de Penco bajo un decreto de la Seremi de Salud, al laboratorio de osteología de la Carrera de Antropología en la UdeC. Luego del análisis de estos diez sacos, son devueltos al cementerio y se concreta un recambio de sacos en el laboratorio de osteología. En este laboratorio se cuentan con las condiciones para realizar el análisis osteológico de acuerdo a estándares científicos que nos permitirán al momento de realizar las identificaciones concluir con evidencias más certeras y acordes al proceso que se está realizando, información que anteriormente se había recabado pero de manera deficiente y/o incompleta.
Dentro de la información rescatada de las osamentas se detalla el estado de cada hueso en un inventario osteológico, realizado de manera específica a cada individuo bajo estudio. Se le determinan a los restos óseos un perfil biológico que consiste en determinar su sexo, estimar la edad, reconstruir su estatura y registrar el estado de sus piezas dentales, si es que las poseía. También se realiza un registro detallado de las características que podrían indicar alguna patología o lesión sufrida en vida, además de la posible sintomatología que podría haber repercutido en el individuo en su diario vivir. Se le realizan mediciones al cuerpo y se guardan los restos de manera ordenada y rotulada para mantener las mejores condiciones posibles del material óseo. Luego del registro de la osamenta, se realiza una detallada descripción de los objetos asociados al individuo y sus vestimentas. Todo acompañado de fotografías, tanto a los vestigios óseos como a las vestimentas y objetos que acompañaban al difunto, con la finalidad de ser utilizadas en el proceso de identificación y/o cuando se requiere información de un individuo en particular y al utilizar las fotografías evitamos su manipulación innecesaria.
Otro de los importantes compromisos que se adoptaron dentro del convenio fue realizar reuniones periódicas con los familiares, estas para informar y aclarar dudas de los procesos llevados a cabo en el trabajo de identificación de las osamentas. Hasta la fecha, hemos realizado tres reuniones posteriores a la firma del convenio, en las cuales la afluencia de familiares se ha mantenido viva, lo que nos confirma lo importante y valioso de nuestro trabajo y reafirma nuestro compromiso de seguir sorteando las posibilidades para su continuación.

Reunión diciembre 2013

 

 

 

 

 

Reunión diciembre 2013

Reunión julio 2014

 

 

 

 

 

Reunión julio 2014

Reunión enero 2015

 

 

 

 

 

Reunión enero 2015

This gallery contains 3 photos