Antropología y Muerte

Intervención en el Cementerio Parroquial de Penco


Deja un comentario

Reunión con Sociedad de Historia de Penco.

El pasado miércoles 19 de diciembre el equipo de trabajo del cementerio Parroquial de Penco fue invitado por Katherine Espinoza, Licenciada en antropología y miembro de la Sociedad de Historiadores de Penco, a una reunión con dicha sociedad, organización existente del año 2011 compuesta por hombres y mujeres de estratos etarios heterogéneos y profesiones distintas, pero todos con un fin en común, incentivar la participación comunitaria en las actividades que promuevan la conservación de la historia de una de las comunas más antiguas del país, Penco.
Durante la tertulia se expuso la labor voluntaria que se ha llevado a cabo en el Cementerio Parroquial de Penco desde el pasado terremoto del 27/F 2010, labor que tiene por objetivo principal la identificación positiva de los difuntos que cayeron en el derrumbe de nichos producido por el movimiento sísmico.
Uno de los principales temas de discusión fue el poco conocimiento por parte de la comunidad pencona del trabajo que se esta realizando en el cementerio de la comuna, y la falta de apoyo financiero por parte de la Parroquia (institución a cargo del campo santo) y la municipalidad, aunque esa problemática no llego a un acuerdo ya que no se conocen los lineamientos formales de financiamiento de ambas instituciones. Además se expuso la situación de las personas afectadas que no han realizado un movimiento social en cuanto a su problemática, pensando que tal vez es culpa de la invisibilización occidental de la muerte legada a segundo plano en nuestra cosmovisión.
Fue mencionado en la reunión la posible colaboración de parte de algunos miembros de la Sociedad Histórica en la creación de un memorial simbólico, material que quisiéramos a futuro concretar para de alguna manera legar parte del trabajo realizado cuando este llegue a su termino, además de homenajear a los difuntos que no logren ser identificados, dándole así un cierre tangible a la situación en la cual se ven afectados familias y sujetos de la comuna de Penco y alrededores aún sin poder darle sepultura a sus personas difuntas perdidas. Además se hablo de nuestra posible participación en un programa radial organizado por la Sociedad y transmitido por todo Penco. También se menciono la posibilidad de participar en tertulias futuras y concurridas por la comunidad, ya que por ahora las reunión son solo para los socios y aspirantes a serlo.
Agradecemos mucho el interés de parte de la Sociedad Histórica de Penco por abrir un canal para compartir nuestras experiencias con la comunidad, situación que esperamos se repita para hacer participe a la población de la historia que se construye hoy, ya que como se menciono en la tertulia, el Cementerio de Penco es un caso aislado de identificación de osamentas posterior al terremoto del 2010, situación que no se vivió en otros cementerios de regiones afectadas, siendo la solución para aquellos campos funerarios las fosas comunes o la devolución de las osamentas a sus nichos por personas no calificadas para el trabajo con restos humanos óseos.

Anuncios

Identificación junto a familiares

2 comentarios

Identificación de osamentas en Cementerio Parroquial de Penco, 8va Región, Chile. from Antropología y muerte on Vimeo.

Al realizar una identificación los restos son entregados a sus familiares para ser nuevamente sepultados en un lugar dentro del cementerio. De esta manera se restablecen los vínculos funerarios y el difunto vuelve a estar dentro de un espacio conocido para las visitas y la mantención de su tumba. A la fecha se han identificado 15 individuos.


Deja un comentario

Etapas del trabajo de individualización.

La individualización de las osamentas resguardadas en la capilla, posterior al derrumbe causado por el 27/F, se realiza de manera sistemática, proceso que desde un principio conto con estandarización de métodos y datos a rescatar, para así obtener resultados dentro de parámetros pre-establecidos.
La individualización consta de las siguientes fases:
-Determinación de número mínimo de individuos (NMI) y estado de conservación
-Rescate de perfil osteo-biológico. Esto incluye la determinación de sexo, edad, estatura, características individualizantes, entre otras características que permitan otorgarle rasgos únicos a cada osamenta
-Descripción de agentes tafonómicos, lesiones ante-mortem y rastros de enfermedades reflejadas en los huesos
-Registro fotográfico del procedimiento, con especial énfasis en características de huesos particulares y en los objetos asociados del difunto
-Llenado de cédula osteológica
-Embalaje de la osamenta en sacos rotulados


Deja un comentario

Memoria y Ritos Funerarios: relatos a partir del derrumbe

El terremoto de febrero de 2010 produjo el derrumbe de bloques de nichos en el Cementerio Parroquial de Penco. Los desastres producen un cambio en la vida cotidiana afectando de distinta manera a localidades y comunidades según sus características demográficas, sociales y culturales. En este caso, no solo se ven afectados los vivos, sino que también se interrumpe la calma que acompaña a los cementerios tras quedar expuestos restos humanos, ataúdes, escombros y los sentimientos de familiares al ver a sus difuntos en la calle contigua.
El cementerio representa un espacio simbólico de relación y pertenencia entre los vivos y los muertos. Estas relaciones se manifiestan a través de los ritos funerarios, que se inscriben dentro de costumbre y tradiciones familiares, religiosas y culturales. En este escenario los vínculos se ven fragmentados al no contar con el sitio habitual de recuerdo de los difuntos, lo que presenta una incertidumbre de su estado material y la posibilidad de restablecer estos vínculos