Antropología y Muerte

Intervención en el Cementerio Parroquial de Penco

Memoria y Ritos Funerarios: relatos a partir del derrumbe

Deja un comentario

El terremoto de febrero de 2010 produjo el derrumbe de bloques de nichos en el Cementerio Parroquial de Penco. Los desastres producen un cambio en la vida cotidiana afectando de distinta manera a localidades y comunidades según sus características demográficas, sociales y culturales. En este caso, no solo se ven afectados los vivos, sino que también se interrumpe la calma que acompaña a los cementerios tras quedar expuestos restos humanos, ataúdes, escombros y los sentimientos de familiares al ver a sus difuntos en la calle contigua.
El cementerio representa un espacio simbólico de relación y pertenencia entre los vivos y los muertos. Estas relaciones se manifiestan a través de los ritos funerarios, que se inscriben dentro de costumbre y tradiciones familiares, religiosas y culturales. En este escenario los vínculos se ven fragmentados al no contar con el sitio habitual de recuerdo de los difuntos, lo que presenta una incertidumbre de su estado material y la posibilidad de restablecer estos vínculos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s